Londres ha inaugurado en la estación de Blackfriars el mayor puente solar del mundo, que cuenta con 4.400 paneles fotovoltaicos HIT de Panasonic. Las placas solares, que ocupan una superficie de 6.000m2, proveen la mitad de la energía que la estación londinense necesita. Además permitirán reducir la emisión de CO2 en 511 toneladas por año, lo que equivale a 89.000 viajes en coche en una ciudad donde el 22% de las emisiones de carbono proceden del transporte.

Lee la nota completa haciendo click aquí