En el artículo, Francisco Díaz Romero, Abogado especializado en temas de energías renovables y ambiente, analiza las condiciones favorables a nivel local para explotar las energías renovables.En  septiembre del 2015 (momento de plena puja política por las elecciones presidenciales)  la ley  27.191 era sancionada por mayoría absoluta en el Congreso de la Nación. Se logró así demostrar que la transición a una matriz limpia no era una política de gobierno sino mas bien una política de Estado.

Hoy día,  este mismo argumento es uno de los que se esboza cuando las dudas invaden a los inversores extranjeros, que con un pie dentro de Argentina, aún miran de reojo la industria energética a la hora de  invertir sus capitales en un país que por decenas de años se mostró inactivo en materia de energía renovable.

La historia nos precede. El programa GEN REN que había aprobado 32 iniciativas para instalar casi 900 MW de generación renovable se vio frustrado por el detenimiento que sufrieron las obras por falta de inversión. Por otro lado la resolución 108 busco solucionar lo que dejó el GEN REN, pero a pesar de que se dieron precios diferenciales a las renovables la propuesta tampoco pudo solucionar lo inevitable. El “riesgo argentino” jamás permitiría que estos proyectos se financiaran a tasas que le permitieran a las energías alternativas competir contra la generación barata ya instalada que proveían los ciclos combinados y las turbinas a gas.
Asimismo en un mercado muy incipiente como el  argentino, el desarrollo de los proyectos  renovables aun no había pasado por la misma curva de aprendizaje que la de otros países europeos, si quiera otros países de la región como Uruguay y Brasil que ya desde hace larga data venían impulsando estos desarrollos. Paralelamente en el resto del mundo la tecnología renovable no había logrado aun una significativa baja del precio de sus componentes, factor que mundialmente afectaba a todos, pero complicaba más aun a los países primerizos en donde todo se importa, desde la maquinaria hasta el know how.

Hoy día las circunstancias han cambiado para las renovables. A pesar de que el precio del barril de petróleo se encuentra en un piso histórico, las dudas en torno a la teoría del “peak oil” siguen dando vueltas, las grandes inversiones que requiere la extracción del shale desmotivan a varios, incluso para casos como el de vaca muerta. Todo esto acumula peso en la balanza de emisiones de CO2 que hoy ya no pasa tan desapercibida como hace unos años atrás. Pelean también codo a codo los hidrocarburos y las renovables cuando se comparan los costos de inversión y generación siendo ambas del tipo que requiere CAPEX intensivo pero se ven claras diferencias cuando se considera que los costos de operación para las renovables son insignificantes comparados con la generación fósil, sin si quiera mencionar que el viento y el sol son recursos ilimitados. Entre tanto, el costo de la tecnología solar de la mano de grandes países productores como China siguen cayendo y se han logrado licitaciones donde se han adjudicado proyectos con ofertas por debajo de los 40 USD$ el MW/h en lugares como Abu Dabi y Chile…
La eterna lista de razones por las cuales las energías renovables son hoy un gran foco de inversión es indudable, basta con leer el diario por la mañana. Ni siquiera la elección del magnate Donald Trump, escéptico del cambio climático y quien se cree que  hará la vista ancha a los acuerdos de la COP21 y 22, pueden hoy frenar el imparable avance de la industria de las tecnologías verdes.

Las réplicas del temblor que han generado las renovables en las economías de los países desarrollados han tardado en alcanzar a los países en desarrollo, pero han llegado al fin. En una economía con un mercado de capitales joven e inexperto, con inversores reacios a inyectar dinero en proyectos riesgosos, sumado al antecedente político que sopesa sobre la historia de nuestro paí,s el éxito de La ronda I del Plan Renovar son el perfecto ejemplo de que el avance hacia una matriz limpia y diversificada es impostergable.


Luego de un largo proceso de consultas públicas, idas y vueltas con los diversos actores del mercado, incluso integrando a los grandes usuarios quienes eventualmente serán los consumidores de la energía, se presentaron en la licitación pública más de 132  proyectos representando un total de 6343  MW de potencia ofertada (mas del séxtuple que los 1000MW primeramente licitados). De los cuales 1142 MW fueron adjudicados a 17 proyectos. De ellos 12 (707MW) se corresponden a Energía Eólica, 4 (400MW) se corresponden a energía solar, 2 proyectos (15 MW) se corresponde a Biomasa, 6 proyectos por biogás (8.6MW) y cinco correspondientes a pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (11.4MW). Como si fuera poco, se extendió esta licitación a través de la Ronda Renvoar 1.5 que está actualmente en proceso apertura de propuestas económicas.

Se muestra a continuación una infografía que expresa el potencial eólico que  ha mostrado el sur del País tras Renovar I, donde soplan algunos de los mejores vientos del mundo.  Cabe destacar que el factor de capacidad de la región patagónica ronda el 45%, mientras que las regiones ventosas Brasileras cuentan con un factor del 38%, Europa 25% y Oceania un 15%.

116-11-15_os_patrenovar_v01-03


Se puede apreciar que el potencial de esta región es primariamente eólico. Con 15 proyectos por un total de 1085 MW, de los cuales 12 de ellos aprobaron técnica y económicamente y 4 fueron adjudicados, sumando a la ronda Renovar I una potencia de 174 Mw.

El más grande de estos proyectos es el Parque Eólico Austral II ubicado en Santa Cruz en la localidad de Las Heras. Se le adjudico una potencia de 97.2 Mw a 62.88 USD$ el MW/h generado.  Tiene como socio estratégico a Eren Renewable Energy que ya tiene mas de 1500 Mw en construcción en diversos lugares del mundo, India, Grecia, Italia, Francia, entre otros. El proyecto del Parque Eólico Austral tiene un plazo programado de habilitación comercial de 730 días aproximadamente. El sitio cuenta con buen acceso por rutas y al puerto Santa Cruz. Las mediciones de viento de mas de 2 años muestran vientos de 9 m/s

Le sigue el proyecto Chubut Norte de la Empresa Genneia, quien lleva un record de mas de 400 MW en construcción y es quien ha construido y opera el parque Eólico Rawson. El reciente parque adjudicado tras la licitación se encuentra en la localidad de Puerto Madryn. Tendrá una potencia de 28.35 mw a razón de 66 USD$ el MW/h.  De todos los proyectos es el que tiene un plazo programado de habilitación comercial menor; 596 días.

El tercero según la potencia a instalar es el proyecto Grayalde en la localidad con el mismo nombre en la Provincia de Chubut. Tiene como socio estratégico a PAN AMERICAN. Se le ha adjudicado una potencia de 24 Mw a un precio que ronda los 59 Usd$ el MW/h, con un plazo programado de habilitación comercial de 730 días.

Por ultimo se adjudico el parque Kosten en Pampa del Castillo, también en la provincia de Chubut, teniendo como socio estratégico a Otamendi y Cia S.A. El parque tendrá una potencia de 24 Mw y fue adjudicado por 59.41 USD$ el MW/h.


Por Francisco Díaz Romero, abogado especializado en energías renovables y ambiente.

Imagen tomada de http://energiasrenovadas.com/wp-content/2013/07/energia-renovable.jpg

0
Miradas
Sponsored by

Comentarios

*