Sin dudas este año estuvo cargado de noticias fuertes. Alan Segovia Roitman, Ingeniero Químico,  hace  un breve repaso de aquellas que más impactaron en la temática energética, tanto a nivel internacional como nacional.

Petróleo y Gas

El crudo comenzó el año cotizando a 46 USD/bbl y luego de alguno vaivenes, terminó cerrando a alrededor de 54 USD/bbl, casi un 20%  arriba. Este año tuvimos reuniones frustradas de la OPEP, quiebras de productores norteameticanos por no poder hacer frente a los costos de la deuda incurrida, el levantamiento de sanciones a Irán que permitió aumentar la producción, ruido político por el Brexit, la victoria de Trump y finalizando el año una negociación entre la OPEP y Rusia, que terminó dándole un poco de aire al crudo. Este recorte llegó para darle alivio a las cuentas fiscales de los países que exportan petróleo. A su vez, se espera alguna reactivación por parte de los productores de shale en EE. UU. por la mejora del precio, lo que mantendría el precio del crudo en niveles actuales o un poco mayores pero lejos de la marca de los 100 USD/bbl.

En la parte de Downstream, EE. UU, está exportando producto en niveles récord al Caribe y México, dado que Venezuela está teniendo graves problemas debido a la crisis interna que está sufriendo.(1)

Break even fiscal de los países de la OPEP

 http://www.cnbc.com/2015/12/03/oil-prices-and-budgetsthe-opec-countries-most-at-risk.html

 

Por su parte, el gas natural (NYMEX) arrancó en 2.8 USD/MMBTU y está cerrando cerca de los 3.8 USD/MMBTU. Como hecho importante, la expansión del canal de Panamá va a permitir a los EEUU comerciar LNG con Asia, lo que va a tener un impacto en la generación térmica ya que posiblemente haya desplazamiento del uso de carbón, reduciendo el impacto ambiental del mismo. (2).

 

Como hito importante, también estuvo la decisión de Obama de prohibir la explotación de hidrocarburos en el Ártico y el Atlántico haciendo uso de una ley de 1953. Esta movida es significativa porque evita que se desarrollen nuevas fuentes de petróleo y gas que pueden tener un impacto muy significativo en el planeta por donde están ubicados. Cabe destacar, que debido a la naturaleza de la ley, es muy difícil que Trump pueda deshacerla.

En cuanto a Argentina, el barril criollo sufrió una baja pero aún se encuentra a diferente precio del real. Esta suba se debe a un intento de bajar el déficit fiscal al reducir los subsidios. Se espera que converja el precio en 2017. En lo que respecta a gas, se está notando una migración hacia el mismo desde el shale oil, por lo que se espera que la producción aumente en los próximos años para satisfacer la demanda interna. En lo que es operación de refinerías, hubo una baja de la producción por la demanda que no repuntó en un contexto recesivo que se espera que termine en 2017.

 

Energía renovable

Sin dudas este fue el año de las energía renovables, con la energía solar acaparando la mayor parte de las noticias.

Análisis de costos de energía Lazard 10.0 sin subsidios (3)

 

Por primera vez en la historia, la energía solar fue más barata en ciertas partes del mundo que un ciclo combinado. Junto con la energía eólica, fueron las fuentes más baratas, con adjudicaciones a precios récord de 30 USD/MWh en Chile y Emiratos Árabes. El precio de energía solar a gran escala decayó este año en promedio un 11%,  la solar para casas un 26% y la eólica offshore un 22%. Esta tendencia se espera que continúe y siga haciendo a la fuente la más barata en varias regiones del mundo. Según un reciente informe de Bloomberg, la energía solar posiblemente sea la fuente más barata en casi todos los países del mundo antes del 2025. A su vez, fue el primer año que EE. UU. añade más energía solar que eólica o gas natural. A nivel mundial, las renovables representaron el 77% de las nuevas adiciones de potencia (4).

Por su parte, es importante destacar el crecimiento de la energía solar en China e India, que parece entender los problemas ambientales que trae la generación sucia. China tiene un plan de alcanzar los 150 GW de energía solar al 2020, mientras que India quiere 100 GW al 2020. Para dar idea del plan que están llevando a cabo, se ha puesto en marcha la planta más grande del mundo por 648 MW en un tiempo de 8 meses. Por su parte China está construyendo la que va a ser la planta más grande del mundo, de 2GW de energía solar.

En cuanto a Argentina, se realizó la mayor subaste de energía  renovable, obteniendo más de 6 veces lo ofertado (6.3 GW). Cabe destacar que el plan fue federal, abarcando casi toda la Argentina, y se obtuvieron precios récord en las licitación RenovAr 1 y 1.5. Esta subasta permite la generación de 20 mil empleos y una reducción de los costos de la energía, al mismo tiempo que permite cumplir con las contribuciones nacionales de Argentina por el Acuerdo de París y a su vez la Ley 27.191 que estipula un 8% a fin de 2017 y un 20% al 2025. Se espera que debido al éxito de la licitación se realicen otras en los próximos años, junto con inversiones en transporte y distribución de energía. Sin dudas fue uno de los puntos más altos en la historía de la energía en Argentina.

 

Eficiencia Energética

Este año fue muy importante en lo que respecta a la eficiencia energética. Declarado indefectiblemente como la medida primordial para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y evitar una suba de 2°C de la temperatura media de la tierra por encima de la era preindustrial, la eficiencia acapara grandes cantidades de dinero en vistas a duplicar la tasa hasta llegar a una mejora del 2.6% interanual. Denominado el primer combustible, la eficiencia energética es en una gran mayoría de los casos la fuente con menos costo y menos impacto en el medioambiente. Se han desarrollado diversas alianzas a nivel mundial, catalizadas por la COP 22 desarrollada en Marruecos. En este aspecto, EE. UU., China, Japón y la Unión Europea están liderando la iniciativa hacia un mundo más eficiente. A su vez, cabe destacar que por cada MWh en eficiencia energética, se crean 4 empleos por cada uno en energía renovable.

En Argentina se ha puesto gran énfasis en la misma, elevando la acción gubernamental a rango de subsecretaría y persiguiendo diversos objetivos de corto, mediano y largo plazo. Estos incluyen un plan educativo en colegios y carreras técnicas, el primer balance nacional de energía útil para entender como se gasta la energía y diseñar políticas, un programa de financiamiento para empresas, campañas de concientización masivas, entre varias otras. A su vez, se han hecho proyecciones de consumo energético al 2030, demostrando que se puede alcanzar un reducción importante en el consumo de energía si se realizan estas medidas, fundamentales para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, ya que el 60% corresponde al rubro energético, y de eso, la mitad corresponde a eficiencia energética.

 

Autos eléctricos y baterías

Este sin dudas fue un año crítico para la industria automotriz, un año de no retorno. Par eso hay que hablar de Tesla, quien anunció el Model 3, obteniendo un récord de reservas (400.000) en un lapso de pocos días. Tomando en cuenta que en ese momento faltaba más de un año y medio para comenzar a recibir el producto, se trata de un evento significativo de apoyo. Por su parte, Chevrolet comenzó a vender hace pocos días el Bolt. Junto con el Model 3 representan uno de los primeros pasos al mercado masivo de autos, con autonomías considerables. Todo esto se debe a la gran baja de costos por parte de las baterías. Tesla actualmente tiene los mejores precios, estimándose en 190 USD/kWh por pack, la más baja en el mundo. Según un análisis de Goldman Sachs, una vez que los costos lleguen a 100 USD/kWh, habrá un cambio de paradigma ya que los autos eléctricos serían competitivos a todos los niveles con sus pares de combustión interna. A su vez, ha presentado el Powewall 2, que sirve para almacenamiento de energía en casas o a escala industrial. Lo interesante es que prácticamente bajó a la mitad el precio de almacenamiento de energía respecto del primer modelo, haciendo la generación + almacenamiento competitivo vs. precios de energía de la red. Para lograr estos precios, se ha aliado con Panasonic y comenzó la construcción de la segunda planta más grande del mundo (detrás de la de Boeing) para duplicar la cantidad de baterías a nivel mundial. La gigafactory va a comenzar su producción en los próximos meses, bajando así los costos y permitiendo atender a la gran demanda que está teniendo la empresa.

Si bien los autos eléctricos no llegan a representar el 1% del parque mundial, se esta viendo un crecimiento exponencial, sobre todo en China y Europa, dando cuenta de la revolución que se está gestando. Cabe destacar que hace falta invertir en infraestructura de carga para poder abastecer el parque, y eso por eso que se han firmado convenios entre grandes empresas (5) y también se ve un mayor despliegue en la red de carga de Tesla.

 

Política mundial

Finalmente queda el capítulo de la política. Sin dudas este año fue turbulento, primero con un Brexit que trajo alarma a toda Europa, demostrando un giro hacia un populismo y conservadurismo que no se veía hace tiempo, y confirmado por la elección del republicano Trump. Por su parte, el magnate ha designado para su gabinete a personas que descreen del cambio climático y fomentan en muchos casos la industria de los hidrocarburos. Esto hizo sonar varias alarmas, tanto desde la comunidad científica como de otros países que entienden la gravedad de la situación.

En contrapartida, la COP 22 fue la ratificación de que todos los países del mundo están comprometidos en resolver el problema del cambio climático, con o sin la ayuda del segundo mayor contaminador del mundo, EE. UU.. Según dio a conocer el pronto ex titular de la ONU, el acuerdo de París fue el mayor pacto en la historia, y el que menos tiempo llevó en ratificar. Debido al giro inesperado de EE. UU., es probable que la China de Xi Jinping se transforme en el abanderado de la causa, y tome el lugar de liderazgo. El 30 de diciembre China aprobó un impuesto a la contaminación por parte de industrias, vigente a partir del 2018. Este es un gran primer paso que muestra lo que se viene a nivel mundial. Un desarrollo no sostenible no va a ser tolerado nunca más.

Por su parte, varias ciudades y países del mundo han mostrado sus planes a 2030 y 2050, dando cuenta que muchos de ellos van hacia   una descarbonización total de la economía, produciendo la energía desde fuentes renovables y prohibiendo los autos a combustión interna como es el caso de Alemania, Madrid o Méjico entre otros. Es probable que la regulación sea cada vez mayor para evitar casos como el Dieselgate y la contaminación que está matando millones por año.

Haciendo un repaso por todos estos rubros, es evidente que el mundo se está transformando, y a pasos exponenciales. Es probable que el 2017 nos traiga grandes noticias en costos de renovables al igual que en inversiones. A su vez, va a marcar un antes y un después en costos de autos y baterías, llevándolos de una vez por todas al consumo masivo, catalizando un crecimiento del parque automotor que pronto va a empezar a sentirse. Hay muchas noticias que auguran un futuro diferente, pero no hay que bajar la guardia.

 

Por Alan Segovia Roitman, Ingeniero Químico miembro de la Comunidad de Líderes Energéticos del CACME

 

Referencias

(1) https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-12-29/u-s-refiners-open-export-spigots-to-meet-latin-american-demand

 

(2) https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-08-09/a-new-trade-route-for-natural-gas-opens-in-panama

 

(3) https://www.lazard.com/media/438038/levelized-cost-of-energy-v100.pdf

 

(4) http://www.ren21.net/wp-content/uploads/2016/06/GSR_2016_Full_Report.pdf
(5) http://www.autofocus.ca/news-events/news/automakers-team-up-to-build-ev-chargers-across-europe

0
Miradas
Sponsored by

Comentarios

*