Si bien hace años existía el balance de energía neto, donde se desatacan las cantidades de las diferentes fuentes energéticas y cómo se transforman y dónde se usan, nunca Argentina tuvo un balance de energía neto, es decir, cómo se consume la energía.

Para poder diseñar políticas energéticas de forma eficiente, hace falta entender como es el consumo de la energía. Para ello se debe realizar el balance de energía útil. Este balance se desarrolla a partir de una encuesta detallada a los diferentes usuarios, en donde se pregunta que tipo de artefactos tiene para iluminación, cocción, refrigeración, calefacción, entre otros; cuanto tiempo los utiliza; que tipo de eficiencia tienen, que combustibles utilizan, etc. Para lograr un correcto diagnóstico, es necesario realizar un buen muestreo y lograr una cantidad determinada de encuestas que permiten obtener resultados precisos y representativos. Para lograr esto, la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética, en conjunto con el INDEC, han desarrollado una encuesta que se acopla a la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo), dando así comienzo a la primer encuesta de energía útil de la historia de Argentina. Se realizarán aproximadamente  45000 encuestas de todo el país durante un año para  actualizar su estructura de ingresos y  gastos.  Los resultados de esta encuesta permitirán contar con bases actualizadas para múltiples relevamientos estadísticos como el índice de Precios al Consumidor y otros que reflejan los hábitos de consumo de los hogares, como es el caso del consumo energético.

Si bien este es un primer paso, existen otros sectores como el industrial y el transporte que en el futuro tendrán su balance de energía útil, permitiendo diseñar políticas de forma eficiente y que resulten en una ganancia para el país y la sociedad.

Para mayor información, dirigirse a:

https://www.minem.gob.ar/prensa/26433/convenio-indec-minem-para-medir-como-se-usa-la-energia-en-los-hogares.html

0
Otras
Sponsored by

Comentarios

*