Días atrás, la vicepresidenta Gabriela Michetti aterrizó en los Emiratos Árabes Unidos como parte de una gira por Medio Oriente y encontró interés para inversiones en energías renovables y no renovables, obras de infraestructura y activos financieros. 

¿Por qué enfocarnos en la energía? Con tantos desafíos que nos presenta el mundo, parecería que se trate de un ítem más en la agenda política y económica de los gobiernos. Quizás lo sea en la práctica, cuando la urgencia de las coyunturas requiere soluciones inmediatas. El cortoplacismo nos dificulta enormemente detenernos a pensar para poder formular estrategias que miren al largo plazo.