En la última década, la política de subsidios y tarifas congeladas marcó una forma de consumir electricidad para las empresas en la Argentina. Sin incentivos, para muchas, el uso eficiente de este recurso no es una prioridad. Se enfrentan entonces al desafío de consumir responsablemente, incluso cuando la cuenta de energía en la actualidad no tiene un protagonismo determinante en los balances financieros.

Para leer la nota completa haga click aquí.

0
Noticias
Sponsored by

Comentarios

*