La decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de abandonar su estrategia de controlar la producción de crudo para apoyar los precios podría contribuir a un periodo prolongado de bajos precios del crudo y reducir los ingresos del propio grupo, dijo el martes la Agencia Internacional de la Energía.