La localidad del sur neuquino, desde donde YPF lanzó su proyecto de shale oil, duplicó su población en 3 años. Hoy cuenta con 5.000 habitantes y proyecta llegar a 30.000 dentro de 15 años. Para acompañar el desarrollo del shale, se lanzó un parque industrial de 250 hectáreas. También se avanza con la construcción de un hospital, una escuela técnica y un proyecto urbano, entre otras obras por $ 1.000 millones.

Lee la nota completa haciendo click aquí