Entrevista con Ole Frijs-Madsen, embajador de Dinamarca en la Argentina Con un amplio know how en el desarrollo de las fuentes alternativas de generación, en especial la eólica, compañías de Dinamarca buscan hacer pie en el país para participar de la expansión de la industria renovable. La nación acaba de anunciar su intención de dejar de consumir energía producida por combustibles fósiles en 2050. Justo cuando los líderes de Europa utilizan los atriles para difundir diagnósticos sobre los alcances de la crisis financiera que tiene en jaque a varias economías de la región y comunicar a la población ajustes del gasto del Estado con miras a equilibrar las cuentas públicas, Dinamarca -uno de los países más ricos del viejo continente- acaba de presentar un plan energético hacia 2050 en el que introduce conceptos como ‘crecimiento verde’ y ‘economía limpia’ en base a la utilización de fuentes de energías renovables y con un objetivo inédito: reducir por completo la utilización de combustibles fósiles. Y eso sin que la crisis económica le sea del todo ajena. Lee la nota completa haciendo click aquí

La pérdida del autoabastecimiento energético registrada a partir de 2011 se ha convertido en uno de los principales factores de los desequilibrios externos que arrastra la economía. Según advirtió el último informe de coyuntura energética de FIEL publicado por Clarín, “la Argentina está sufriendo una restricción externa autoinfligida a partir de una contracción de la oferta de energía que, de profundizarse, le va a impedir crecer sin experimentar una suba del desbalance comercial”. Lee la nota completa haciendo click aquí

Se identificarán los lugares más aptos para el desarrollo de energías verdes San Juan, Mendoza y Buenos Aires serán punta de lanza de un proyecto a escala nacional: la confección de un mapa que no presentará divisiones topográficas ni políticas sino que aludirá al potencial existente para aprovechar la energía de los vientos, los rayos solares, los mares o la fuerza de las entrañas terrestres. Tímidamente comienza a delinearse un nuevo atlas de la Argentina; un mapa cuyas divisiones limítrofes no estarán regidas por la política o la topografía sino por el potencial estimado para la captación y conversión de recursos naturales en energía. San Juan, Mendoza y Buenos Aires serán los tres primeros distritos provinciales en avanzar al respecto. Lee la nota completa haciendo click aquí

Según las proyecciones de la estatal YPFB, con la puesta en marcha de la planta de procesamiento de Itaú el país del Altiplano superará la marca de los 70 millones de metros cúbicos diarios. La noticia contribuye a ahuyentar temores de desabastecimiento a los mercados brasileño y argentino. La entrada en operaciones de la planta de procesamiento de Itaú, ubicada en el norte boliviano, permitirá que el país gobernado por Evo Morales alcance su récord histórico de producción gasífera durante el año que viene. Así lo anticipó la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a través de un comunicado de prensa. “Hoy estamos produciendo unos 60 millones de metros cúbicos (m³) por día y el año que viene elevaremos esa cifra hasta rondar los 70 millones de m³ diarios”, puntualizó Carlos Villegas, presidente de la compañía. Lee la nota completa haciendo click aquí

La tendencia, sin embargo, tiene problemas para repetirse en la Argentina Los datos surgen de la evolución de los precios de la electricidad producida por el viento en Brasil, Uruguay y Perú. La energía, que hasta hace tres años promediaba los u$s 75 por MWh, hoy se encuentra por debajo de los 70 dólares. En la Argentina se paga más caro: por arriba de los 100 dólares. Ver artículo completo en: http://www.revistanuevasenergias.com/v1/cada-vez-es-mas-barato-generar-energia-eolica-en-la-region/