El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, dejó entrever un posible aumento en las tarifas de los servicios públicos que llevan largo tiempo congeladas. Un ajuste moderado en gas, luz y transportes para bajar el elevado gasto de $ 120.000 millones en subsidios que le costó al Estado en 2013, viene siendo estudiada hace algunos meses por el equipo económico de Cristina Fernández de Kirchner. Abal Medina volvió a reflotar la idea y señaló que el Gobierno no descarta la posibilidad de aumentos, aunque aclaró que habrá definiciones particulares en cada caso y advirtió que no estudian "cambios bruscos". El funcionario hizo esas declaraciones al ser consultado por la prensa sobre la posibilidad de incremento en las boletas de servicios públicos pasadas las elecciones legislativas. "No tenemos idea de ningún cambio brusco", indicó pero seguidamente comentó que las correcciones "son permanentes". Obviamente hay definiciones que se irán tomando en cada momento, de acuerdo con las definiciones particulares de cada caso, insistió el jefe de Gabinete, en diálogo con Radio Del Plata. Lee la nota completa haciendo click aquí

La producción de petróleo durante el mes fue de 1.005.128 m3 (metros cúbicos), lo que equivale a un incremento de 5,1 por ciento respecto de igual mes del año anterior, según datos de la Secretaría de Energía. Al analizar el acumulado enero-septiembre de 2013, se observa un aumento de 1,3 por ciento respecto de igual período del año anterior. En 2012, YPF había logrado incrementar la producción petrolera en 3 por ciento respecto de 2011, revirtiendo notablemente la tendencia declinante de ese año que había caído 7,3 por ciento en la comparación con 2010. Lee la nota completa haciendo click aquí

A días de cerrar una licitación por US$ 4.500 millones, lanzó otra por US$ 1.100 millones. A juzgar por las últimas movidas del Gobierno, lejos de mantenerse o reducirse las importaciones de gas para 2014 volverían a crecer y a dejar su huella en las cuentas fiscales.   En medio del conflicto planteado por la reciente adjudicación de un megacontrato de US$ 2.250 millones a la empresa Gas Natural Fenosa (GNF) que estaba vetada por un fallo judicial y a solo diez días de la última licitación, la administración kirchnerista lanzó un nuevo concurso para adquirir otras 25 cargas de gas por barco con el fin de atender la demanda prevista para el próximo año. Lee la nota completa haciendo click aquí