La inversión global en energías renovables volvió a marcar un nuevo crecimiento al alcanzar una suba del 3% en 2017. De acuerdo a un informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) el aumento estuvo acompañado por las sumas récord invertidas en China en energía solar. Tras haber caído en 2016, las inversiones crecieron hasta u$s 333.500 millones en 2017. "Es el segundo mejor resultado anual observado hasta ahora", indica el informe de BNEF, que destaca el "boom extraordinario de instalaciones fotovoltaicas" en China. El gigante asiático superó su propia récord de inversiones, con un total de u$s 132.600 millones, de los que unos u$s 86.500 millones corresponden a la energía solar, un aumento anual del 24%. En total, China creo nuevas instalaciones con capacidad de 58 GW, 20 GW más de lo que preveía BNEF, una consultora que forma parte del grupo Bloomberg. A nivel mundial, la energía solar representó u$s 160.800 millones de inversiones en 2017, un aumento del 18% en relación a 2016. Al contrario, las inversiones en energía eólica cayeron un 12% con respecto a 2016, hasta u$s 107.200 millones. Las demás energías renovables (biomasa, geotermia, hidroelectricidad a pequeña escala, etc.) representan menos de u$s 5.000 millones de inversiones.

A su vez, este informe presentó algunas estimaciones para el año 2040

Solar y eólica dominarán la electricidad del futuro:

El 72% de los $ 10.2 billones gastados en la nueva generación de energía en todo el mundo hasta 2040 se invertirá en nuevas plantas fotovoltaicas y solares.

La energía solar se abarata:

La energía solar  ya tiene el mismo precio que el carbón en Alemania, Australia, EE. UU., España e Italia. Y, a su vez, el costo nivelado de la electricidad de la energía solar se reducirá en un 66% para 2040. Para el año 2021, será más barata que el carbón en China, India, México, el Reino Unido y Brasil también.

China e India liderarán la inversión energética:

Representarán 28% y 11% de toda la inversión en generación de energía hasta 2040. Poco menos de un tercio de la inversión en energía de Asia Pacific se destinará a energía eólica, un tercio a energía solar, un 18% a energía nuclear y un 10% a carbón y gas. Fuente: Ambito Financiero y Bloomberg New Energy Finance

Por @MartinAmodio

La movilidad eléctrica en China

En el mes de septiembre pasado, la movilidad eléctrica en China dio un nuevo impulso al movimiento contra los motores de combustión interna.  A tono con los anuncios de algunos países europeos, el gobierno de Beijing manifestó estar estudiando medidas de restricción contra los convencionales  vehículos a nafta y diesel. En este sentido, las autoridades chinas están estudiando un sistema de cuotas que entraría en vigencia a partir del año 2019. Este premiaría a los fabricantes de automóviles a batería, a la vez que obligaría a las automotrices a comprar créditos EV´s (por sus siglas en inglés, vehículo eléctrico) por cada vehículo de motor a combustión interna adicional que fabriquen. En tal sentido, se explica que gigantes como VW, GM y Ford, anunciaran recientemente joint ventures con empresas chinas fabricantes de vehículos eléctricos (VE).

La nueva capacidad de energía solar fotovoltaica creció un 50% el año pasado. En este escenario, China representó casi la mitad de esta expansión. La información es del último análisis de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Agrega que por primera vez en la historia la producción de energía solar aumentó más rápidamente que la de cualquier otro combustible, superando, inclusive, el crecimiento neto del carbón. ¿Cómo es el futuro de las energías renovables?

Impulsadas por el fuerte mercado de la energía solar fotovoltaica, las renovables representaron casi dos tercios de la nueva capacidad de energía en todo el mundo el año pasado, incorporando casi 165 gigavatios (GW) a la red, según el nuevo informe: Renovables 2017.

Beijing está aumentando considerablemente las compras en los mercados extranjeros, en parte para encontrar una creciente demanda doméstica de crudo. Sin embargo, los resultados de estas transacciones no siempre demuestran cumplir con las expectativas