Mucho se habla de las ciudades inteligentes pero poco es lo que realmente conocemos de su arquitectura y sus alcances. Así, desde definir como inteligente al simple hecho de contar con un tendido más o menos representativo de una fibra óptica, hasta la posibilidad de monitorear la red de semáforos y las cámaras distribuidas con alguna relativa a la seguridad, todo ha servido como excusa para instalar en la comunidad la idea contar con una ciudad inteligente. Sin embargo, una ciudad inteligente se define también según sus características locales (geografía, diseño, habitantes, actividades), antes que por algún menú de opciones a cumplir para entrar dentro de la categoría.

La Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética formará parte del nuevo programa Energía Teatral, liderado por el Ministerio de Cultura de la Nación y destinado al desarrollo y optimización de recursos en los teatros y salas de espectáculo. El programa contempla, entre otros, la realización de diagnósticos que permitan cuantificar consumos y gastos de servicio, detectando posibilidades de reducción de costos a través de la incorporación de metodologías que optimicen el uso de estos recursos y la adecuación de los espacios.

Con la mirada puesta en "predicar con el ejemplo" se desarrolló una iniciativa de educación en eficiencia energética capacitando a 60 docentes y alumnos de 25 escuelas técnicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 3 de la Provincia de Jujuy, bajo un programa de formación destinado a forjar competencias para la gestión de la eficiencia energética, a través del desarrollo de un auto-diagnóstico energético que permitirá identificar oportunidades de mejora en ahorro de energía en las escuelas participantes.