Microsoft y General Electric (GE) anunciaron hoy la firma de un contrato por la compra de electricidad producida en un nuevo parque eólico en Kerry, al suroeste de Irlanda. Los 37 megavatios (MW) generados por el parque estarán destinados a cubrir la demanda de servicios de cloud computing de Microsoft en este país.

El objetivo, tal y como han anunciado, es verificar cómo pueden las baterías capturar y almacenar el exceso de energía para alimentar de nuevo la red con el propósito de estabilizar los picos y bajones en la producción de energía eólica. 

General Electric Co anunció el lunes que completó la compra de los negocios de energía y redes de Alstom SA por 9.700 millones de euros tras recibir la aprobación de los reguladores, lo que supone la mayor adquisición industrial en la historia de la compañía.