La Agencia Internacional de Energía emitió su informe mensual sobre el mercado de combustibles, en el que estima que la caída diaria será de 600 mil barriles durante los primeros seis meses. Desde que la OPEP, Rusia y otros países acordaron restringir la producción, el precio del crudo creció más del 10%