El futuro a largo plazo de la red eléctrica de Estados Unidos se encuentra bajo la amenaza de un enemigo inesperado: los estadounidenses que están ahorrando energía. Ese es el temor de algunos expertos de empresas de servicios públicos que dicen que a medida que los estadounidenses utilizan menos energía, las empresas eléctricas no contarán con los ingresos para mantener las extensas redes de líneas de transmisión de alto voltaje y plantas generadoras. Lee la nota completa haciendo click aquí