Por Pablo José María Estruga Cuando hablamos de hidrógeno en el sector energético, hablamos de su posible uso para almacenar energía. La misma molécula (H₂) es la que almacena en su enlace la potencia en forma de energía química. Rompiendo estos enlaces se vuelve a obtener la fuerza almacenada.   Si bien es el elemento más abundante del universo, y en la tierra uno de cada seis átomos son de hidrógeno,  no es posible encontrar su molécula en grandes cantidades en la atmósfera o en la corteza terrestre. El átomo de hidrógeno se encuentra mayormente ligado a otros elementos como el oxígeno y el carbono, formando agua y compuestos orgánicos respectivamente. Es por esto, que son necesarios procesos químicos o electroquímicos para romper dichas moléculas y así separar el hidrógeno.  

Así lo aseguró Teófilo Lacroze, presidente de Shell en el país Optimizar la seguridad jurídica y la estabilidad fiscal, garantizar la libre disponibilidad del capital, mejorar el ambiente de negocios y elevar la productividad son, para Teófilo Lacroze, presidente de Shell Argentina, los cuatro retos que deberá superar la industria local a fin de aprovechar sus recursos no convencionales. Lee la nota completa haciendo click aquí

Royal Dutch Shell autorizó el desarrollo del yacimiento de petróleo y gas Appomattox en aguas profundas del Golfo de México, en lo que sería la plataforma flotante más grande del gigante energético en la región.

El proyecto Appomattox, unos 130 kilómetros frente a la costa de Luisiana, se espera que alcance una producción máxima de casi 175 mil barriles de petróleo equivalente por día (bped), dijo Shell en un comunicado el miércoles.

Para leer la nota completa haga click aquí.