Desde que se aplicaron los primeros aumentos en las facturas de gas y luz a comienzos de 2016, la política tarifaria que puso en marcha el gobierno de Mauricio Macri viene recibiendo crecientes cuestionamientos por parte de distintos actores. Lo que sigue es un detalle de cuáles son esas críticas señaladas no solo por la oposición sino también por especialistas del sector.

El futuro a largo plazo de la red eléctrica de Estados Unidos se encuentra bajo la amenaza de un enemigo inesperado: los estadounidenses que están ahorrando energía. Ese es el temor de algunos expertos de empresas de servicios públicos que dicen que a medida que los estadounidenses utilizan menos energía, las empresas eléctricas no contarán con los ingresos para mantener las extensas redes de líneas de transmisión de alto voltaje y plantas generadoras. Lee la nota completa haciendo click aquí

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, dejó entrever un posible aumento en las tarifas de los servicios públicos que llevan largo tiempo congeladas. Un ajuste moderado en gas, luz y transportes para bajar el elevado gasto de $ 120.000 millones en subsidios que le costó al Estado en 2013, viene siendo estudiada hace algunos meses por el equipo económico de Cristina Fernández de Kirchner. Abal Medina volvió a reflotar la idea y señaló que el Gobierno no descarta la posibilidad de aumentos, aunque aclaró que habrá definiciones particulares en cada caso y advirtió que no estudian "cambios bruscos". El funcionario hizo esas declaraciones al ser consultado por la prensa sobre la posibilidad de incremento en las boletas de servicios públicos pasadas las elecciones legislativas. "No tenemos idea de ningún cambio brusco", indicó pero seguidamente comentó que las correcciones "son permanentes". Obviamente hay definiciones que se irán tomando en cada momento, de acuerdo con las definiciones particulares de cada caso, insistió el jefe de Gabinete, en diálogo con Radio Del Plata. Lee la nota completa haciendo click aquí